Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Empleo - Información y orientación laboral - Herramientas para la búsqueda de empleo - La entrevista personal

La entrevista personal

Es un diálogo entre 2 o más personas (entrevistador/es y entrevistado/s) con preguntas y respuestas sobre temas profesionales, formativos y personales, en el cual tanto la persona entrevistadora como la entrevistada intentan resolver sus dudas, y durante el cual la comunicación verbal y no verbal (gestos, posturas, comportamientos…) forman parte del intercambio de información.

La entrevista suele ser el último y más importante paso dentro de un proceso de selección, y sirve:

  • Para profundizar en la información que ya se tiene de la persona candidata a través de su currículum previo.
  • Para comprobar si el estilo personal de la persona candidata coincide con lo que la empresa espera.
  • Para que el entrevistador/a se asegure que la persona candidata es idónea para el puesto vacante.
  • Para que la persona candidata valore si este empleo le conviene y le interesa.

Estructura básica de la entrevista

Suele estar dividida en 3 fases:

1. Fase de Introducción:
  • Recepción.
  • Saludo y presentaciones.
  • Conversación introductoria.
  • Aclaraciones respecto la entrevista.
2. Fase de Desarrollo:
  • Preguntas sobre la formación y los estudios.
  • Preguntas sobre la experiencia profesional.
  • Preguntas sobre las cuestiones personales.
  • Preguntas sobre las condiciones laborales deseadas.
3. Fase de Cierre:
  • Aclaración de dudas.
  • Despedida.

Tipos de entrevistas

  • Entrevista Directa o Dirigida: El entrevistador hace preguntas, pudiendo utilizar un formulario para ello, y el candidato responde a las mismas.
  • Entrevista Abierta o No Dirigida: El entrevistador hace pocas preguntas o muy generales, sin apenas intervenir.
  • Entrevista por competencias: Se centra en la obtención de ejemplos conductuales de la vida laboral y/o personal. Para ello el entrevistador formula preguntas sobre hechos específicos de la vida laboral o formativa de la persona.

Consejos antes de acudir a la entrevista

  • Es conveniente Informarse sobre la empresa y su sector.
  • Repasar bien el currículum y la carta de presentación enviadas en el momento de solicitar el empleo, porque son los documentos que el entrevistador/a tendrá como referencia para formular las preguntas.
  • Es importante preparar la forma de explicar la trayectoria formativa y profesional de manera coherente y positiva.
  • También, es necesario preparar con atención las respuestas a preguntas personales, porque son de difícil improvisación (motivaciones, intereses…).

Consejos durante la entrevista

  • Presentarse a la entrevista con la confianza y seguridad de que la empresa le ha escogido como posible candidato, y que le quiere conocer en mayor profundidad.
  • Estar muy atentos durante los primeros minutos de la entrevista, que proporcionarán una información valiosa para su buen desarrollo.
  • Adoptar una actitud positiva y coherente respecto a las preguntas de la entrevista.
  • Las personas con poca experiencia han de remarcar la formación que aportan, la motivación y el interés en este sector profesional o empleo, la disposición a aprender...
  • En caso de tener poca formación pero sí experiencia, se aporta en cambio, competencias profesionales, conocimiento del sector, disponibilidad para el aprendizaje.
  • Es bueno hacer preguntas sobre la empresa, el negocio o el puesto a ocupar, mostrando interés en el empleo.
  • Se debe mostrar apariencia de madurez y ser tolerante a la tensión.
  • Se debe mostrar iniciativa, capacidad de organización, de adaptación y de trabajo en equipo.