Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Empleo - Información y orientación laboral - Herramientas para la búsqueda de empleo - La carta de presentación

La carta de presentación

Acompaña al currículum vítae en su presentación, teniendo como objetivo principal el informar de una manera rápida y resumida sobre las capacidades que posee la persona demandante en relación al puesto de trabajo al que opta. La carta destacará los aspectos más relevantes de la formación o experiencia poseída en relación con el cargo a cubrir. Existen 2 tipos de cartas, las que se utilizan para responder una oferta de empleo y las que se envían a una empresa por iniciativa propia (autocandidatura):

  • Carta de respuesta a una oferta de empleo: Su finalidad es demostrar que el perfil profesional se ajusta a los requisitos del puesto de trabajo ofertado, en lo referente a formación, experiencia y/o capacidades. La carta será específica para cada oferta, siendo redactada y diseñada específicamente para las características de ese puesto de trabajo en concreto. Para redactar este tipo de cartas, se deberá leer con atención el anuncio u oferta de trabajo, analizar las necesidades que tiene la empresa oferente, y escribir una carta a la medida, que destaque los aspectos del curriculum que puedan suscitar el interés de los responsables del proceso de selección.
  • Carta de Autocandidatura: Se utiliza cuando se envía por iniciativa propia un curriculum a una empresa. Su finalidad, es lograr captar la atención de la que persona responsable del departamento personal para que tenga en cuenta al demandante para cubrir algún futuro puesto vacante o de nueva creación dentro de su organización. Es importante conocer la empresa a la que se dirige la carta, para describir qué puestos de trabajo se podrían desarrollar en ella, e indicar que formación, capacidades y experiencias se poseen relacionadas con esos puestos. Además se debe reflejar por que motivo se tiene tanto interés por trabajar en la empresa. Las Autocandidaturas son importantes pues sirven para captar la atención de las empresas, y posibilitan participar en procesos actuales o futuros de los que no se tienen información.

Consejos para su redacción

  • La Carta ha de ser concreta, estructurada, ordenada y positiva.
  • La Carta debe ocupar sólo una hoja, blanco o crema, del mismo tamaño que las del currículum y en papel de calidad.
  • El texto de la carta ha de estar escrito en primera persona del singular.
  • La Carta no debe presentar ninguna falta de ortografía ni de gramática.
  • La Carta no se escribirá nunca toda en mayúsculas o con letra demasiado pequeña, ya que se dificulta la lectura.
  • La redacción de la carta ha de ser más personal que la del currículum vítae.
  • Se puede poner lo que se puede hacer, pero que todavía no ha tenido oportunidad.
  • Es conveniente, dirigir la carta a una persona en particular, siempre que sea posible (responsable de recursos humanos).
  • La Carta tiene que estar firmada, excepto si se envía por correo electrónico.
  • En el saludo y en la despedida, hay que evitar tanto las fórmulas demasiado cordiales, coloquiales o formales.
  • No se debe escribir nada debajo de la despedida, sólo la firma y el nombre.
  • No se deben seguir modelos estándar de carta de presentación. Si alguien puede utilizar su carta como propia, es que esta no está bien planteada.
  • La Carta nunca tiene que ir grapada al currículum.