Saltar navegación. Ir directamente al contenido principal

Usted está:
  1. Empleo
  2. Info Laboral
  3. Contrato para la formación y el aprendizaje
  4. Personas con discapacidad

Personas con discapacidad

Condición de persona con discapacidad

Tienen la consideración de persona con discapacidad:

  • Aquellas personas que tengan reconocido un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  • Los pensionistas de la Seguridad Social que tengan reconocida una pensión de incapacidad permanente en el grado de total, absoluta o gran invalidez.
  • Los pensionistas de clases pasivas que tengan reconocida una pensión de jubilación o de retiro por incapacidad permanente para el servicio o inutilidad.

La acreditación del grado de discapacidad y, en su caso, del tipo de discapacidad, se realizará de acuerdo con lo dispuesto en el Real Decreto 1414/2006, de 1 de diciembre, por el que se determina la consideración de persona con discapacidad a los efectos de la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad.

Peculiaridades en el contrato para la formación y el aprendizaje

Los contratos para la formación y el aprendizaje que celebren las empresas con personas con discapacidad se ajustarán a lo establecido en el artículo 11.2 del Estatuto de los Trabajadores y en el Real Decreto 1529/2012, de 8 de de noviembre, con las siguientes peculiaridades:

Aspectos laborales

La duración máxima del contrato podrá ampliarse, previo informe favorable del Servicio Cántabro de Empleo, que a estos efectos podrá recabar informe de los equipos técnicos de valoración y orientación de la discapacidad competentes, cuando, debido al tipo y grado de discapacidad y demás circunstancias individuales y profesionales de la persona trabajadora, así como las características del proceso formativo a realizar, la persona trabajadora no hubiese alcanzado el nivel mínimo de conocimientos requeridos para desempeñar el puesto de trabajo, sin que, en ningún caso, pueda exceder de cuatro años.

Cuando la persona trabajadora contratada para la formación y el aprendizaje sea una persona con discapacidad intelectual, hasta un 25% del tiempo de trabajo efectivo podrá dedicarse a la realización de procedimientos de rehabilitación, habilitación o de ajuste personal y social. 

Aspectos formativos

Las personas con discapacidad intelectual podrán realizar en el puesto de trabajo o en procesos formativos presenciales la formación de módulos formativos que no sean a distancia.